¿Sabías que en Londres…?

0
33

Descube la ciudad de Londres desde una nueva perspectiva: la de sus secretos, anécdotas e historias más curiosas.


1. El Big Ben nunca se ha llamado de tal forma, pero sí es a su enorme campana a la que llamaron así. Antes de 2013 su nombre oficial era Tower Clock (Torre del Reloj), pero a partir de esa fecha, y para conmemorar el jubileo de la reina de Inglaterra, se llama Elizabeth Tower.

Resultado de imagen para big ben

2. Cada 25 años le dan un lavado de cara o, para ser más exactos, 6 manos y 22,000 litros de pintura azul al Tower Bridge. Y es de color azul por ser el color favorito de la Reina Isabel.

Resultado de imagen para tower bridge3. Casi todo el mundo conoce de la existencia del Big Ben, esa gran torre con reloj junto a las Casas del Parlamento londinense. Lo que otros muchas personas no sabes es que también existe un ‘Little Ben’, una versión más pequeña que puede verse en la intersección de Vauxhall Bridge Road y Victoria Street.

4. Las cabinas telefónicas son un ícono de Londres, pero también está plagado de buzones. Si quieres saber exactamente de qué época son solo es necesario mirar el anagrama que tienen. Si ves “VR” (Victoria Regina) será victoriano (siglo XIX) y “EIIR” (Elizabeth II Regina), de la actual monarca.Resultado de imagen para cabinas telefonicas londres

5. Los más morbosos pueden visitar “The Ten Bell”, el pub donde se vio por última vez a la última víctima de Jack el Destripador. El local tiene bastante solera, sobre todo la escalera que baja a los servicios. Es habitual ver grupos guiados y riperólogos (expertos en este asesino).

6. El cambio de guardia en el Palacio de Buckingham atrae a miles de turistas cada año a Londres, ¿pero cómo saber sí la reina está dentro? Es fácil, pero necesitas buena vista y un poco de aire. Si la bandera que ondea en lo alto es la de la Union Jack, la de Reino Unido y que invade las tiendas de recuerdos, significa que no está. Si por el contrario han colocado la Royal Standard, que se divide en cuatro cuadrados, eso indica que la “Queen” sí se encuentra en palacio y quién sabe, podría estar leyendo el periódico mientras toma un té.

Resultado de imagen para buckingham palace

7. El cuento de Peter Pan nació en el parque de Kensington y es ahí donde se puede visitar la estatua homenaje a este personaje. El autor de Peter Pan, J.M. Barrie, solía pasear por estos jardines, y tras conocer a Sylvia Llewelyn Davies, madre de varios hijos con la que entabla una amistad el autor, se inspiró en los pequeños y en este parque para escribir “Peter Pan”.

8. En los libros de Harry Potter, la estación de King’s Cross es el punto de partida del Expreso de Hoghwarts, el tren que lleva a la escuela de magos. Para hacer un guiño a la obra de J K Rowling, se ha instalado una placa en la estación que señala el andén 9 3/4, el indicado para tomar este tren ficticio. Además, como para atravesar este andén es en teoría necesario atravesar una pared, se ha instalado un carrito portaequipajes que parece estar incrustado en los ladrillos.

9. España perdió la batalla de Trafalgar y que una de las plazas más importantes de Londres se llame Trafalgar Square no es coincidencia. En el centro de la plaza se encuentra el almirante Nelson (que murió en la batalla) y cuatro leones que están hechos del metal de los cañones españoles que se hundieron en la batalla.

10. La Torre de Londres desprende ese no sé qué que consigue que las leyendas urbanas crezcan como setas a su alrededor. Ahí se guardan las joyas de la corona; Ana Bolena, una de las esposas del rey Enrique VIII, fue decapitada y enterrada aquí por orden de su marido. También se dice que su fantasma se aparece en esta edificación. Por último, comentaremos que hay una gran cantidad de cuervos negros que los beefeaters cuidan con mimo porque  la leyenda dice que el día que se marchen estos animales, la Torre de Londres se derrumbaría y con ella Inglaterra.

Imagen relacionada

11. Si paseas por debajo del puente Tower Bridge, descubrirás un lugar señalizado como ‘Dead Man’s Hole‘. Se trata de un pasadizo en el que la policía londinense recogía los cadáveres que aparecían en el río Támesis. Era, por tanto, una morgue improvisada en la que los cuerpos esperaban a ser identificados (o no) y posteriormente enterrados.

12. Los policías de la ciudad son conocidos como “Bobbies” y esto es gracias a su fundador, Robert Peel, apodado Bob. Por él a sus hombres los empezaron a llamar despectivamente “Bobbies”.

Resultado de imagen para bobbies

Te inspiró a viajar a Londres nuestro blog? Visita nuestra próxima salida a Europa.