Navidad en Europa es sinónimo de nieve, tradiciones, iglesias góticas con coros fabulosos y encantadoras plazas medievales que cobran vida en los coloridos mercados navideños.

Algunas ciudades celebran las fiestas con gran estilo, otras con costumbres peculiares y mucha nostalgia, y algunas de ellas simplemente se encuentran en su mejor momento durante esta época del año.

Te compartimos algunas de las ciudades en Europa que debes visitar durante Navidad y recuerda que algunas de ellas las visitamos durante nuestro tour de invierno.

Londres, Inglaterra

Las deslumbrantes luces de la calle, los fabulosos escaparates y la diversión festiva hacen de Londres una de las mejores ciudades navideñas de Europa. ¡Realmente no podría ser de otra manera!

La capital de Inglaterra está repleta de impresionantes pistas de patinaje , eventos con temas victorianos y conciertos de villancicos mágicos que derretirán el corazón de cualquier Grinch.

Sumérgete en el espíritu navideño en el Winter Wonderland de Hyde Park; asistir a una actuación memorable en un entorno glorioso en la catedral de San Pablo o en el Royal Albert Hall.

Si las compras navideñas en Londres son tu prioridad, tendrás muchas opciones para elegir en las maravillosas ferias de la ciudad. El encantador mercado navideño en Tate Modern está repleto de juguetes de madera hechos a mano, pan de jengibre adornado y hermosas decoraciones tradicionales, mientras que Hyper Japan en Tobacco Dock es un lugar excelente para comprar regalos únicos y exóticos, comer sushi y sake entre otras cosas.

Si te gustan más los artículos de diseño, visita el Pabellón de Ecología de Mile End, donde más de 50 artistas muestran sus creaciones caseras únicas, desde artículos para el hogar y cerámica hasta arte, ropa y joyería.

Nuremberg, alemania

No hay mejor momento para visitar Nuremberg que durante la temporada navideña, cuando la ciudad se convierte en un auténtico cuento de hadas invernal. Esta pintoresca ciudad medieval de Baviera, hogar de uno de los mercados navideños más antiguos y espectaculares de Alemania, da la bienvenida a sus visitantes con una extravagancia de artículos navideños, tradiciones y actividades.

Los puestos ricamente decorados repartidos por las plazas medievales de la ciudad ofrecen de todo, desde lebkuchen (el famoso pan de jengibre local), hasta artesanías hechas a mano, como campanillas de velas y ángeles con alas de papel de aluminio.

Además de su legendario Christkindlesmarkt , Nuremberg tiene una larga tradición de fabricación de juguetes, y esto se puede observar mejor en el Museo de Juguetes de la ciudad.

París

Uno de los destinos más románticos de Europa y que durante invierno se transforma. Recuerda que en algunas de nuestras rutas visitamos esta magnífica ciudad.

Copenhague en Dinamarca

Sería una locura si no incluyéramos a Copenhague en esta lista, estar cerca del polo norte debe de tener sus beneficios en esta temporada.

La ciudad es bastante colorida; Sin embargo, durante estas fechas pareciera que los colores se hacen más fuertes, aparecen las luces en las calles, los mercados navideños y claro, la atracción principal, los jardines de Tivoli el cual es el segundo parque de diversiones más antiguo del mundo pero que durante esta fecha tiene eventos y decoración especial.

Completa tu Navidad en Copenhague con un paseo por el distrito de Nyhavn, bellamente decorado; Visita el peculiar mercado navideño de Christiania; o participe en la tradición de la mesa navideña del Royal Copenhagen: un evento de 50 años de duración con seis mesas navideñas de diseño, cada una con su propia historia y significado.

Tallín, Estonia

Con un casco antiguo medieval protegido por la UNESCO que parece sacado de las páginas de un libro de cuentos para niños, Tallin es digna de postales durante todo el año, pero es el invierno lo que le da un carácter único.

La plaza del ayuntamiento ( Raekoja Plats ), con sus fachadas en tonos pastel, sus farolas del viejo mundo y sus pequeñas chozas de madera repletas de artículos de artesanía, es una escena mágica durante invierno, como lo es el elevado árbol de Navidad que colocan al centro de la plaza. La capital de Estonia es, de hecho, la ciudad del primer árbol de Navidad público, erigido en la Plaza del Ayuntamiento en 1441.

El mercado navideño de Tallin es uno de los más encantadores y auténticos de Europa, un conjunto deliciosamente nostálgico de puestos cubiertos con faroles que venden de todo, desde sombreros de lana y adornos de madera tallados a mano hasta abundantes comidas y bebidas locales.

Breslavia, Polonia

Durante las vacaciones de invierno, Wroclaw, la cuarta ciudad más grande de Polonia, seduce a los visitantes con un encantador mercado navideño que data del siglo XVI. Las calles están adornadas con brillantes decoraciones, el casco antiguo rebosa energía, y los villancicos resuenan en el Rynek, una impresionante plaza de color caramelo cuyas influencias húngaras, alemanas e italianas evocan la diversidad de la ciudad.

Estrasburgo

Siendo el mercado navideño más antiguo de Francia es una de las mejores opciones a visitar. La pintoresca ciudad alsaciana cerca de la frontera con Alemania es un destino fantástico para tu viaje en invierno. Definitivamente, te encantará el encantador Marchés de Noël instalado en las plazas históricas de Estrasburgo y las elaboradas exhibiciones que adornan las casas de entramado de madera de la ciudad cada año.

A la sombra de su poderosa catedral, encontrarás cerca de 300 puestos de madera tradicionales repletos de adornos de árboles de Navidad, figuras llamativas de la Natividad y especialidades de temporada como las castañas asadas, las galletas tipo bredele o el vin chaud (vino caliente). El ambiente cobra vida con el canto de los villancicos, los juegos de Natividad y las pistas de patinaje sobre hielo.

Viena, Austria

Es difícil encontrar una ciudad que celebre la Navidad con tanta gracia y elegancia como Viena. Los deslumbrantes y elegantes mercados navideños, la legendaria cultura de los cafés y el encanto del viejo mundo en las calles le dan a la ciudad un atractivo mágico. Sin duda, Viena es un maravilloso telón de fondo para unas vacaciones de invierno llenas de diversión .

Praga, Chequia

Praga, el cuento de hadas gótico de Europa, celebra la Navidad con glamour y esplendor, su arquitectura impresionante proporciona un escenario verdaderamente dramático para saborear un vino caliente y perderse en el frenesí de las compras navideñas.

El invierno en la capital checa es nítido y frío, pero caminar por sus callejones empedrados que susurran sobre fantasmas, a lo largo de hermosos edificios góticos cubiertos de nieve fresca, es como entrar en una tarjeta de Navidad.

Los mercados navideños de Praga se encuentran entre los más famosos de Europa, y brindan una excelente oportunidad para descubrir las tradiciones, los valores culturales y la deliciosa cocina de este país de Europa central lleno de historia.

Espero que nuestra selección de ciudades para visitar en Europa durante invierno te haya gustado, Si nos recomiendas alguna otra no dudes en incluirla en los comentarios y si te interesa viajar a Europa durante invierno ¡Recuerda que puedes hacerlo con nosotros! Visita nuestro sitio web www.mochileros.com.mx

 

 

Deja una respuesta

avatar
  Subscribe  
Notify of