Perú no es lo que crees

0
123

Sólo vale la pena visitar Machu Picchu.

Quien crea en esto, es porque definitivamente no es un buen viajero. Aquí te dejamos algunas pruebas que demuestran lo contrario:

El desierto es aburrido.

Quien asegure esto es porque seguramente no se ha lanzado de las dunas del Huacachina para hacer sandboarding.

No hay mucho por hacer.

El rafting por el Río Chili en la ciudad de Arequipa es una de las actividades más recomendadas para mochileros que les guste la adrenalina. ¡No volverás a decir que no hay nada que hacer!

Perú no tiene playas bonitas.

Pues aquí tienes a Paracas, donde la playa se encuentra con el desierto. ¿Sigues pensando lo mismo?

No hay nada por aprender de su cultura.

Perú es un país educado, con una historia sorprendente, con una cultura hermana a la mexicana. Los peruanos creen firmemente en La Pacha Mama, creencia donde todo y todos provenimos de la tierra y por ende todos somos hermanos, no importa nuestro color de piel, nacionalidad o creencias.

Su gastronomía no es buena.

Te sorprenderá saber que en Lima el Restaurante Central es considerado como uno de los mejores 5 restaurantes del mundo. Así como su cultura, su gastronomía es tan extensa y profunda que te dejará boquiabierto.

Perú es un destino pobre y sin chiste.

Te sorprenderá saber que 1 nuevo sol peruano equivale a más de 5 pesos mexicanos. Esto indica que su moneda tiene mucho más valor que la nuestra. No vuelvas a pensar que Perú es inferior a México.

Perú es muy caro.

Podrás ahorrar mucho dinero si en vez de hospedarte en hoteles, eliges hostales. También podrás ahorrar si viajas en grupo ya que obtendrás mejores tarifas que si viajarás de forma independiente.

Perú es mucho más de lo que piensas.

¿Te gustó este post? ¡Compártelo!