Despréndete de lo material y ponte a prueba

0
98

¿Qué tal si pones a prueba tu apego hacia los objetos?

Prepara la mochila y mide tu dependencia a lo material. ¿De cuánto podrías desprenderte? o mejor, ¿qué cosas son verdaderamente imprescindibles para desplazarte por el mundo? Lo esencial es simple, no necesitas mucho para emprender tu camino. Piensa en la mochila como el mejor filtro de tus posesiones: si física o psicológicamente ocupa demasiado espacio, pesa en exceso, o su pérdida supone una gran preocupación, entonces seguramente se trate de algo totalmente prescindible. Con algo para comer, vestir y dormir, será suficiente en tu día a día. Empieza a convencerte de que es mucho más sabio poseer momentos que cosas; el mejor entretenimiento que puede existir en tu viaje no es una Tablet o la conexión WiFi de un hotel, está ahí afuera y se llama mundo. Intenta no adquirir un suvenir por cada ciudad que pises malgastando tu dinero y atiborrando tu mochila con cachivaches impregnados de tópicos, el mayor recuerdo que te puedes llevar de un lugar será el que se te grabe a fuego en la mente. ¿Por qué mejor no intentar llevarse de recuerdo una profunda charla con un completo extraño en el metro? No te olvides de dejar en casa los prejuicios y las convicciones, tanto las que tienes hacia los demás como las que también ostentas sobre ti mismo, esto pesa más que cualquier otra cosa. Viaja ligero, revisa tus necesidades y sé consciente de cuáles son realmente esenciales, cada viajero tendrá las suyas pero todos podemos simplificar… Despójate de pesos y responsabilidades inútiles y empieza a ganar libertad de movimiento, de acción, de comportamiento. Carga poco equipaje y mídete por lo que eres y no por lo que tienes.

Deja una respuesta

avatar
  Subscribe  
Notify of