9 tips para ligar cuando andas de mochilero

Vamos de mochileros para conocer otros lugares y vivir una experiencia inolvidable, pero admítelo, también te llaman la atención las chicas extranjeras y no te vendría mal un flirteo mínimo para que alguna chica acepte salir en una foto. Pues bien, aquí te van 9 tips que te pueden ayudar a conectar:

 

 1. Tsstss tssstss… chiquita…

No, eso no, bórralo ya de tu mente, ninguna chava (y menos las Europeas) van a venir a saludarte y a preguntarte cómo estás después de un “tsst tsst” elimínalo ya de tu vocabulario, ni siquiera lo pienses… a menos que sólo estés cotorreando con tus amigos y que en verdad no te interese que las chicas voltién.

Si lo que quieres es en verdad decirle un piropo a una chica, eso haz! Los cumplidos son bien recibidos pero díselos, no los grites desde el otro lado de la calle.

 2. “Hola, te puedo pedir un favor…”

Si ya ubicaste de esas tres que van pasando, cual te gusta valedor, encuentra un buen saludo para llegar a platicar. A veces un simple: hola! es suficiente, pero si la chica está en un grupo de amigos vas a necesitar un poco más para atraer su atención. Podrías probar, sin presentarte decirle lo siguiente: “Hola, ¿te puedo pedir un favor? acabo de ver a una chica muy bonita y no sé cómo llegar y pensé en pedir ayuda antes de hacer el ridículo, qué me aconsejas qué puedo decirle?” cuando te haya dado unas palabras de consejo, date una vuelta, regresa por otro lado y aplica exactamente lo que te dijo. Esto la va a halagar y va a sonreír.

3. “Estás sudando un buen”

Si al hablar no has de halagar, mejor haz de callar. Los comentarios acerca de las pequeñas imperfecciones que puedan tener las chicas no van!! Que si se le anda escurriendo el moco, o en verdad está peor que las carnitas en el caldero, mejor ofrécele un pañuelo para que ambos se “refresquen”… hagas lo que hagas no le señales sus defectos.

 4. Comment tu t’appelle? Wie heisst du? What’s your name?

Aunque los idiomas no sea lo tuyo, tienes que admitir que te abren las puertas! O en este caso las pier… (ah no, verdad?) Aprender algunas frases básicas del idioma del país que vas a visitar siempre es bien visto por la gente local, hace que la gente sonría y aprecie tu esfuerzo por hablar su idioma. Vas a ver que te ayudarán con tu pronunciación, o igual te quieran enseñar alguna otra frase… por supuesto, después de las primeras frases quizás tengas que cambiar a inglés para continuar la conversación (porfa dime que mínimo masticas el inglés!)

 5. Usa a tu wingman

Si te hace falta un poco de valor, puedes llevar a un amigo mochilero para que te ayude con la plática. Incluso tus compañeras mochileras te pueden ayudar, ya que si una chava ve a otra chica haciéndoles plática es posible que sean más abiertas y no te den batazo al primer “hola”. Ojo, después devuélveles el favor a las chicas mochileras presentándoles muchachos, hay que ser buenos compas.

 6. El que se emborracha, pierde

Adelante, tómate tus cervecitas, tu vinito, hay que probar el licor local. Y para el ligue a veces hacen falta un par de tragos para envalentonarse, PERO un chavo ebrio nunca va a ser atractivo. Asi que si tu plan es perderte en el alcohol pues ya sabes que las posibilidades de ligue van a bajar.

 7. Asegúrate de estar presentable

Puede ser que durante el viaje andes camine y camine, todo el día, eso que ni qué, es parte de la experiencia mochilera que te va a encantar… previniendo que no haya tiempo de darse un baño rápido cuando ves a tu chica ideal, por el amor de Dios, carga un desodorante y úsalo! El mal olor te puede hacer pasar de príncipe a sapo de alcantarilla!

 8. Caballerosidad ante todo

La igualdad de género no tiene nada que ver en esto, aquí y en China, a las chicas nos gustan las atenciones, es más a ti también te gusta que te tengan atenciones. Ahora, si pusiste tus ojos en una misma compañera mochilera, pues ya la tienes más fácil para platicar. Para distinguirte (de otros mochilebrios) sé muy caballeroso, si no puedes cargarle la mochila (porque seamos realistas, tienes que cargar la tuya también) ábrele la puerta, déjala pasar primero, ofrécete a cuidar sus cosas si va al baño, etc. Te aseguro que esos detalles no pasan desapercibidos.

Y en general, no seas el mochilero que avienta a quien sea por pasar primero él, o el que se atasca en el bufete “antes de que se acabe”. Incluso si no se lo haces directo a la chica que te gusta, ojo! ella te puede estar viendo, en todo nos fijamos.

 9. Seguridad, sonrisa y sabor latino

Respira hondo y lánzate al ruedo con seguridad… qué es lo peor que puede pasar? Que te batién, lo más seguro es que ni las vuelvas a ver, asi que no importa!

Piensa que ya siendo viajero te da el plus de ser una persona interesante, úsalo a tu favor, sonríe y dales la oportunidad de conocer las mieles del latino mexicano.

Pero ojo: Bailar sí, perreo no, a nadie le gusta que llegues perreando por atrás (quizás ni siquiera conozcan el reguetón –benditos ellos), mantén tu distancia, limita tu contacto físico a tocar el brazo de la chica, hasta que ella empiece a tocar el tuyo también. Nada de picar las costillas, podrías hacerla sentir incómoda.

¿Tienes algún amigo mochilero ligador? ¡Comparte esta historia!